fbpx

Maddalena Casulana

 

Nuestra primera parada es en la Italia del siglo XVI, donde encontramos a Maddalena Casulana. Maddalena había nacido en Siena alrededor de 1544, cuando creó esta composición titulada Morir non può’l mio core tenía aproximadamente 22 años y vivía en Florencia. Este madrigal forma parte de su primera colección, dedicada a Isabel de Médici con estas palabras: “Para mostrar al mundo en la medida en que les concedido en esta profesión musical el necio error de los hombres, que tanto se creen dueños de altas dotes intelectuales que no pueden, les parece, ser igualmente comunes entre las mujeres.”

En esta publicación utiliza a los Médici para dotar de credibilidad a su obra y que así pudiera ser publicada. En este madrigal Maddalena defiende a Isabel de Médici, de quien se rumoreaba había sido infiel a su esposo en los jardines de palacio. Hace uso de la historia de Susana, que forma parte del libro de David. En este texto se defiende la virtud de la mujer, Susana es asaltada por dos hombres que intentan abusar de ella, pero ella se encomienda a Dios para proteger su dignidad como mujer. Los hombres, la acusan de adulterio, pero la intervención divina evitará la condena de Susana.

Este símil muestra a Isabel de Médici como Susana, una mujer piadosa cuya virtud sigue intacta por su amor a Dios. Esta paradoja del amor femenino es reflejada también por Petrarca: la virtud de la mujer puede ser puesta a prueba por la violencia o la muerte, pero su amor a Dios es lo que salvará su alma. La pieza es un madrigal a cuatro voces que se estructura conforme al texto. Muestra varias figuras retóricas como la Hypotiposis, que consiste en una personificación de la letra, mostrada con un descenso de todas las voces en Dal Petto vostr’ove gran tempo giace (del pecho donde reside desde hace tiempo) o la Anaphora, una repetición recurrente, en este caso de la palabra morir en la frase Se que muriendo vos, moriría yo también.

Maddalena Casulana desarrolló su carrera musical entre Florencia, Verona, Milán y Venecia, donde sus dotes musicales eran muy comentadas. Su estilo musical se asemeja al de la escuela de Ferrara, donde el principal referente es Carlo Gesualdo.

Colección

 

×